Pagos extras en Tributación eluden los parámetros de la matriz salarial

La acreditación de multas a funcionarios así como de otros pagos extras en Tributación eluden el criterio de matriz salarial 

impuesto por el propio Ministerio de Hacienda para sincerar los sueldos en la función pública.

El ordenamiento salarial impuesto por el Gobierno a fin de sincerar los salarios y agrupar las gratificaciones extras finalmente no cumple su objetivo, puesto que se ven nuevamente varios agregados que eluden completamente los parámetros y los límites de dicho sistema, como el caso de los pagos por repartición de multas en la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

La matriz salarial establece, por ejemplo, topes en el cobro de las bonificaciones, que no pueden superar el 30% del sueldo mensual más gastos de representación. Dice también que el rubro 133 agrupará las bonificaciones por responsabilidad en el cargo por gestión administrativa, gestión presupuestaria, etc., así como las gratificaciones ocasionales o premios al personal por mejor o mayor producción.

En el caso de las multas, la SET no las incluyó en el rubro de bonificaciones y gratificaciones, eludiendo un principio establecido por la Ley del Presupuesto a sugerencia del Ministerio de Hacienda. Esta situación fue duramente criticada por referentes del sector empresarial, ya que se espera el ejemplo de quienes imparten este tipo de normativas.

Las gratificaciones por multas superan ampliamente el tope del 30% determinado por la ley, y en algunos casos llegan a más del 400% del salario básico del funcionario.

Yan Speranza, presidente del Club de Ejecutivos del Paraguay, cuestionó por qué la normativa referida a las multas tiene preponderancia sobre la del Presupuesto.

Referentes del Ministerio de Hacienda justificaron el hecho, ya que la ley que estableció la matriz salarial es posterior al de las multas, y además corresponde a un “concepto diferente” de gratificación, según alegan.

Según se puede apreciar en la planilla de salarios, no solo las multas eluden el criterio de matriz salarial sobre las bonificaciones, también las remuneraciones adicionales (por horas extras), remuneración extraordinaria (más horas extras), otros gastos de personal y diferencia salarial entre otros rubros que se adjudican a los funcionarios por fuera de la matriz, que debería agrupar estos agregados salariales.

La Administración Tributaria contempla para el próximo año el pago de otras transferencias corrientes (multas) por G. 40.000 millones (US$ 7,1 millones), duplicando el monto previsto para este ejercicio, de G. 20.000 millones.

La repartición de multas en la SET se realiza desde el 2004 a partir de la modificación del artículo 239 de la Ley 125, donde se autorizó la repartición del 50% de las sanciones cobradas a los contribuyentes. Sin embargo, los anteriores viceministros no se incluyeron en el beneficio.

Nuevo récord en multas

Mientras los funcionarios públicos que perciben salario mínimo deberán esperar hasta el 2018 para el reajuste, en Tributación las multas acreditadas en los salarios ya fueron adecuadas y el tope alcanzó un nuevo récord, de G. 20.411.230. Con este reajuste la remuneración de la viceministra Marta González fue de G. 43.280.830 en agosto último.

Fuente: ABCCOLOR

Fecha: 26/09/17


Imprimir   Correo electrónico