Es un problema grave, reconocen en Aduanas

La subvaloración es un problema grave, reconoció el titular de Aduanas, Julio Fernández.

Fernández aseguró primero que los camiones importados con un precio declarado de apenas 1.000 euros publicados ayer por nuestro diario tributaron por su valor real, luego de que la institución detectara esta situación y ajustara los precios en un 450%. Insistió en que fue algo que ocurrió en la administración anterior, aunque dijo que todavía no pudieron revisar todos los casos. 

Aduanas tiene potestad de revisar importaciones incluso de cinco años atrás, para rectificar los tributos pagados en caso de detectar irregularidades.

Sin embargo, reconoció que la presentación de facturas con precios por debajo del valor real y hasta de contenido falso ha sido una práctica común durante varios años.

Manifestó además que se trabaja en un sistema conjunto que reúna a Aduanas, Tributación y hasta la Seprelad para evitar que las mercaderías sigan ingresando subvaloradas al país. Este plan incluye también acuerdos con otros países. 

Dependen de funcionarios 

Otra falencia del sistema aduanero a la hora de la revisión de las mercaderías que ingresan al país es que los ajustes de los precios dependen de la evaluación que realizan los técnicos de valoración o “vistas”. 

Es decir, las mercaderías –en este caso los camiones– llegan a Paraguay con un precio declarado. Una vez en territorio nacional, son los funcionarios los que deben hacerse cargo de fijarse en la tabla de valoración para ver si lo declarado se ajusta o no al aforo establecido por Aduanas. 

Numerosas han sido las denuncias de funcionarios que recibieron coimas para hacer pasar las mercaderías con el precio declarado. Incluso hubo casos en los que cargamentos enteros ingresaban al país como mercaderías que en realidad no eran. Por ejemplo, electrónicos que ingresaban como prendas de vestir. 

Es por eso, según Fernández, que se necesita un sistema unificado que permita que hasta los informes sobre los depósitos bancarias lleguen a Aduanas a fin de que así se pueda combatir de forma frontal la subvaloración y la evasión.

Además, los vehículos usados representan un problema particular puesto que al ser muy antiguos, no solo hay valores de mercado sino también ambientales a ser tenidos en cuenta.

fuente ABC color

04/05/2019

 

 


Imprimir   Correo electrónico