Plus de viceministra provoca disparidad en Función Pública

Que la viceministra de Tributación, Marta González, gane un plus millonario por el simple hecho de hacer su trabajo crea una disparidad en la Función Pública

en opinión del diputado Édgar Acosta Alcaraz. Para el senador Adolfo Ferreiro, en tanto, falta unificar criterios sobre el tema salarial.

La titular de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) percibe al mes G. 42,5 millones, el doble que la propia ministra de Hacienda, Lea Giménez, y hasta más que varios jefes de Estado de la región y del mundo. Eso, valiéndose de una resolución que la misma Marta González firmó en 2015, que autoriza a repartir entre funcionarios un porcentaje de las multas que se lograron cobrar a contribuyentes infractores, incluyéndola a ella.

Para el diputado Acosta (PLRA), si bien esa determinación no es ilegal, va en contra de los principios que deberían regir la Función Pública, en donde el principal valor tendría que ser el servicio social. “Si bien en otros países se aplica este tipo de procedimientos, con el criterio de que los auditores, por la suma de dinero que manejan, para evitar que sean coimeados tienen que ganar más, yo no creo que eso sea lo que se tenga que aplicar en Paraguay. Hay que hacer el análisis de si el cobro de este dinero hace que los funcionarios sean incorruptibles y yo no creo que sea así. La persona que es honesta lo es ganando mucho o ganando poco”, afirmó ayer el legislador, en conversación con este diario.

Además, otra cuestión negativa que identificó el parlamentario es la desigualdad que se crea con respecto a otras instituciones que también cumplen roles importantes, como la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) o al Ministerio Público. “Con ese criterio, deberíamos pagar plus a la Senad si caen más cargamentos o a la Fiscalía. En mi opinión, ¿por qué se le tiene que pagar más a una persona por hacer su trabajo? Yo no estoy de acuerdo con eso, porque creo que lo más importante es la integridad de la persona y eso no depende de cuánto gana”, insistió.

El senador Ferreiro (Avanza País), por su parte, señaló que no tiene una opinión formada sobre el tema particular de la vice de Tributación, pero afirmó que en nuestro país falta unificar criterios para valuar cuánto se debe pagar a cada profesional. En tal sentido, dijo que en el sector privado, cuando un futbolista gana millones nadie se escandaliza, pero en la Función Pública, cuando un director de ente gana más de G. 5 millones, ya lo consideran un “sueldazo”.

Si bien González gana mucho más que esa cifra mencionada, insistió en que hay un problema en general sobre la valoración de cuánto debe ser el salario adecuado en cargos públicos, porque hay quienes creen que en la función pública solo se entra para enriquecerse, incluso robando. “Entonces, ¿cuánto tiene que ganar un funcionario que se encarga de administrar cientos de miles de millones? Tenemos que ponernos de acuerdo. Lo que no se puede hacer es que las cosas dejen de funcionar mientras se soluciona lo que consideramos irregular”, indicó el legislador.

Se favoreció a sí misma

La viceministra de Tributación cobra hasta el máximo permitido en la reglamentación que ella misma impuso el 30 de enero de 2015. La resolución interna 12/15 firmada por González establece que cada funcionario puede llegar a cobrar hasta un máximo de 10 salarios mínimos por mes, alrededor de G. 20.000.000, en pagos extras por multas.

fuente: ABC COLOR

fecha: 18/09/2017


Imprimir   Correo electrónico