Factura electrónica impactará en 15.000 empleos directos de gráficos

El presidente de la Asociación de Industriales Gráficos del Paraguay, Pierpaolo Barchini, comentó a nuestro diario que miran “con ojos de gran preocupación

cómo se viene encarando la implementación de la factura electrónica”. Dijo que les preocupa mucho porque el 80% de la industria gráfica del Paraguay está compuesta por pequeñas y medianas industrias, siendo la gran mayoría realmente pequeña, dependientes de la impresión del timbrado. 

“El sector gráfico no está en contra de la tecnología y no está en contra de la implementación de la factura electrónica”, aclaró de entrada, pero lo que piden los industriales del rubro es que el Ministerio de Hacienda realice un debido acompañamiento al sector y trabaje en conjunto con ellos para enfrentar este nuevo escenario que se plantea con la puesta en vigencia de la factura electrónica. “El Ministerio de Hacienda debe ser consciente de que no pueden poner en vigencia dichas facturas sin hablar y sin trabajar en equipo con el sector gráfico, tanto para la reconversión del sector, o para que este segmento importante del sector industrial pueda seguir activando de alguna manera”, indicó.

Refirió al respecto que la implementación de la factura electrónica impactará en forma directa en 15.000 empleos ofrecidos por la industria gráfica, sin contar con los que brindan las empresas vinculadas con este rubro, que se verán igualmente afectadas.

Citó que entre los sectores vinculados se encuentran prestadoras de servicios y proveedores, como de materias primas, insumos, courrier, papeleras, empresas de terminación, marketing, publicidad, y hasta los informáticos, entre muchos otros que se verán perjudicados, generando en definitiva un problema que no solo será de las imprentas sino mucho más extensivo en la economía.

Las industrias gráficas en nuestro país se encuentran conformadas por aproximadamente 820 compañías, de las cuales unas 650 son las que en este momento dependen y sobreviven exclusivamente de la impresión del timbrado o de las facturas, por lo que el efecto de esta situación sería muy nocivo para el ramo.

Propuesta sin retorno de las autoridades 

Barchini explicó a nuestro diario que han presentado una propuesta a la Subsecretaría de Tributación, dependiente del Ministerio de Hacienda, para realizar un trabajo coordinado y en equipo para que todo este proceso de implementación de la factura electrónica no sea tan perjudicial, pero hasta ahora no recibieron respuesta alguna.

Respaldo con originales, en papel 

“Les pedimos no dar marcha atrás con la factura electrónica, pero sí buscar la manera que su puesta en vigencia esté acompañada por facturas en papel, un preimpreso, que sería el original, lo que durante los primeros tiempos servirá de respaldo y de control tanto para el mismo Ministerio de Hacienda como para las empresas privadas. Además, se constituiría en una medida de seguridad, atendiendo a que el papel podrá solucionar inconvenientes relacionados con el servicio de energía eléctrica, que son una constante en nuestro país, así como la interrupción en la señal de internet.

Si bien reconoció que se trata de medidas paliativas, las mismas servirían para que no dejen de operar centenares de imprentas hasta tanto se logre coordinar con el Gobierno alguna estrategia que pueda reconvertir al sector. Dijo que las autoridades deben ser conscientes de que esta situación no solo perjudicará a las industrias gráficas, sino que también bajará sensiblemente el nivel de recaudación de la Subsecretaría de Tributación, tanto en IVA como en renta.

Antecedentes 

La factura electrónica E-Kuatia se tiene previsto implementar en principio con un plan piloto el 30 de julio próximo, para lo cual serán seleccionadas unas 15 empresas que serán las pioneras en la emisión digital de facturación. Para esta fase serán seleccionadas compañías de gran porte y de distintas ramas económicas.

Los documentos a ser emitidos en esta primera fase de prueba serán de circulación interna, facturas a consumidores, nota de débito y crédito, mientras que en una segunda fase se tiene prevista otra selección de empresas para emisión de comprobantes de alcance internacional.

Concluida la fase de prueba se podría hablar de la obligatoriedad, entre el 2019 y 2020. La migración total del sistema tradicional de facturación al electrónico podría durar entre tres y cuatro años. Nuestro país se suma a la plataforma electrónica de facturación, siendo una de las últimas naciones en adoptar esta tecnología en los documentos contables a nivel regional.

Sector

Existen unas 820 industrias gráficas en el país, de las cuales 650 son las que en este momento dependen y sobreviven de la impresión de facturas.

80%

El 80% de las compañías gráficas de nuestro país son pequeñas y medianas, siendo realmente pequeñas la gran mayoría.

fuente: ABCCOLOR

fecha: 18/02/2018


Imprimir   Correo electrónico