Consejos prácticos para reducir costos :

Los beneficios de una empresa vienen determinados por la diferencia entre los ingresos y los costes. Por lo tanto, si nos encontramos en una situación durante la cual se vende menos de lo esperado, la vía para mantener unos beneficios es mediante la reducción de los costes.

Cuando se habla de este aspecto, lo primero que viene a la cabeza a mucha gente son reducciones de plantilla. Ahora bien, hay que tener en cuenta que, a menos personal, se puede poner en peligro la calidad del producto y la imagen de la empresa. Existen, pues, otras formas de reducir costes distintas, que mostraremos a continuación:

Para realizar un analisis puede tomarse datos de un ejercicio anterior o un semestre anterior.

1) Identificar todos los costos y gastos del año anterior e insertar en una hoja de trabajo;

2) Separar los costes por tipo, es decir, variables y fijos;
3) Fijar meta de reducción de cada ítem del gasto. Esta previsión debe realizarse mensualmente;

4) Comparar lo que se ha previsto con lo que realmente se gastó y verificar el logro de las metas. Si no se han alcanzado, identificar las razones;

5) Desarrollar el hábito de diagnosticar, planificar, organizar, dirigir, controlar y evaluar los resultados;

6) En la elaboración del plan de reducción de costos, elija como prioridad las cuentas que demandan menor dificultad para disminuir;

7) Concentrarse primero en los costos asociados a desperdicios de dinero, o a los costos que envuelven las áreas de resultado: Compras, Ventas, Producción y Logística;

8) Trabaje con los gastos con mayor valor, pues ellos ofrecen una óptima oportunidad de economía;

9) Manténgase atento a los niveles actuales de calidad de la empresa para que el corte en los costos no afecte atención, calidad y clientes;

10) En caso de dificultad para seguir los pasos anteriormente descritos, debe buscar ayuda de un profesional especializado en costos o cursos para capacitación en esa área.

Estas son procesos saludables a realizar dentro de una empresa, pero recomendamos no descuidar ademas los siguientes aspectos tambien:
 
a. La Formación de los Funcionarios que no debe considerarse como gasto sino como inversión.
 
b. El delimitar el segmento del mercado al que orientamos nuestro mercado de servicios o bienes. 
 
c.Ofrecer un producto o servicio en base a las necesidades y preferencias de nuestros clientes. 
 
d. Tener la Capacidad de negociación con proveedores y entes financieros, a fin de obtener ventajas competitivas.
 
e.Vigilar los gastos de fijos y variables. 
 
f. Establecer pagos por objetivos a fin de estimular la producción de resultados. 
 
g.Hacer un uso intensivo de las nuevas tecnologias para fortalecer el negocio. 
 
No olvides que la planificación y el acompañamiento de la evolución de la empresa, te permitirá tomar decisiones oportunas que redundarán en beneficio de tu negocio. 
 

Imprimir   Correo electrónico