Carencia de políticas para las mipymes impide al sector desarrollarse

La abogada Pilar Callizo comentó que, en el marco del reciente lanzamiento del segundo Manual Teórico Práctico para micro, pequeñas y medianas empresas 

(mipymes) de su autoría, se pudo evidenciar la carencia de políticas públicas para el sector; lo que a su vez perjudica a las mipymes que soportan aproximadamente el 85% de la población económicamente activa (PEA).

El pasado 12 de diciembre en la Unión Industrial Paraguaya (UIP) se realizó el lanzamiento del segundo manual.

 

Al respecto, la abogada explicó a ÚH que en el primer manual se relató el proceso legislativo para la Ley de Mipymes, que data del 2012, además de las dificultades e interpretaciones; mientras que en el segundo manual se evaluó cómo se estuvo implementando el ordenamiento jurídico y los datos que existen del sector.

En ese sentido, Callizo explicó que notó que el problema está en que el ordenamiento jurídico no se implementa en la práctica.

“Al hacer el segundo manual, se nota una carencia evidente de políticas que permitan que el sector pueda desarrollarse. En la teoría existe todo el ordenamiento necesario para que esas políticas puedan ser desarrolladas, pero no se aplican”, argumentó.

Detalló, como ejemplo, que la ley de mipymes tiene instrumentos financieros que no se han desarrollado, como, por ejemplo, el factory, leasing, la sociedad de garantía recíproca, entre otros. “El fondo de garantía no está reglamentado, entonces no se puede aplicar y eso va en detrimento directo del sector”, dijo.

Avances. Por otra parte, Callizo consideró que si bien hubo avances en el aspecto financiero, las políticas deben partir también con voluntad del sector publico.

“Para eso hay una institucionalidad y es el Viceministerio de Mipymes, esa dependencia está con todas sus direcciones en funcionamiento. Yo esperaba tener mayor respuesta a esta altura porque esta ley es del 2012. A esta altura ya podíamos haber tenido avances más significativos. Hay avances, se hicieron algunos cosas, pero para lo que representa este sector se debieron tener más acciones concretas por medio de reuniones multisectoriales”, resaltó.

La abogada mencionó que según las estadísticas, en el 2012 cuando se implementó la ley, existían 24 empresas con cédula de mipymes y que actualmente hay 2.400 empresas. “A cuatro años es muy poco”, dijo.

Continuó: “Según la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) hay 55.000 empresas que están en el rango de mipymes, entonces si tenes 2.400, en relación a las 55.000 es muy poco lo que se avanzó, porque la cédula es la identidad de estas empresas y eso se traduce en el nivel de formalización que hay”, recalcó. Finalmente, la abogada concluyó que el desafío que se debe superar es reducir la burocracia, abaratar costos de formalización y ayudar a las mipymes a mantenerse en el mercado.

fuente: ULTIMAHORA

fecha : 26/12/2017